Cuando se cambia la correa de distribucion

La correa de distribución es una de las piezas más importantes que te encontrarás en tu vehículo, porque esta permite que todas las piezas trabajen en armonía. Para conseguir los mejores repuestos para tu coche te recomiendo visitar piezasdesegundamano, porque allí encontrarás todos los recambios que necesites al mejor precio.

Sin embargo, algunos conductores no saben cuándo es el mejor momento para hacer el cambio de la correa de distribución. Por este motivo, hoy he preparado este post, para que sepas exactamente cuándo es el momento preciso para hacer este cambio en tu vehículo.

Momentos para cambiar la correa de distribución

El cambio de la correa de distribución debe hacerse en algunos momentos que serán fundamentales y que debes tener en cuenta, los cuales son:

Kilometraje

El kilometraje es un indicador fundamental para lograr hacer el cambio de la correa de distribución. Esto debido a que los fabricantes de coches recomiendan que el cambio se haga cada 100.000 kilómetros para garantizar que la correa esté en buen estado.

En todo caso, no se aconseja conducir con una correa de distribución desgastada porque esta se podría romper en funcionamiento. Si esto llega a suceder, se pueden producir averías muy graves al motor, dejándolo incluso irreparable.

Pérdidas de tensión

Las pérdidas de tensión son bastante importantes al hablar de la correa de distribución, en especial porque suceden cuando se hacen mal las reparaciones. Puede que suceda cuando haces reparaciones por tu cuenta o por llevar el coche a un taller que no sea especializado.

En ambos casos el resultado es el mismo, se afloja la correa de distribución y esta perderá la tensión que debe mantener. Al ser una pieza muy delicada, esta no puede recuperar la tensión, motivo por el cual, será necesario hacer el cambio de forma inmediata para mantener un buen rendimiento en tu vehículo.

Fugas en el motor

Las fugas en el motor suelen aparecer con el paso del tiempo, debido a un desgaste en las mangueras del mismo. Es por este motivo que, debes asegurarte de reparar las fugas del motor siempre que sean detectadas, porque así te asegurarás de evitar daños a los componentes del mismo.

Cuando se reparen las fugas, será necesario que hagas una revisión completa del estado de la correa de distribución. Si esta se ha visto afectada por las fugas, es probable que tengas que cambiarla cuanto antes para asegurarte de que mantendrá su rendimiento óptimo.